LA TIERRA DEL MILLÓN DE ELEFANTES

  • Wat Phu 2 - Anna Abad
  • Luang Praban
  • Luang Prabang 6 - Anna Abad
  • Luang Praban - Anna Abad
  • Vang Vieng
  • Vientiane - Patuxai

En esta ruta recorreremos Laos de norte a sur para conocer lo más fascinante del país, incluyendo la preciosa ciudad de Luang Prabang (Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO). Veremos los impresionantes paisajes montañosos del norte del país, los entornos naturales de Vang Vieng, la capital Vientiane, la zona de cafetales y cataratas de la meseta de Bolaven, las antiguas ruinas jemeres de Vat Phu Champasak (Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO) y la región de las 4.000 islas del río Mekong, en el extremo sur del país. Conoceremos algunos de los numerosos grupos étnicos minoritarios que habitan en Laos, una buena oportunidad para aproximarnos a la vida rural tradicional del sudeste asiático.

Día 1: Ciudad de origen – Bangkok

Salida desde la ciudad de origen hacia Bangkok, punto de enlace con el vuelo a Luang Prabang al día siguiente. Noche a bordo.

Día 2: Bangkok – Luang Prabang

Llegada a Luang Prabang, e inicio de las visitas en función de la hora de llegada. Paseo de orientación por el centro y ascenso del cerro Phu Si, situado en el corazón del centro histórico y repleto de templos y rincones para explorar, con múltiples miradores en su cumbre que permiten disfrutar de unas espléndidas vistas de la ciudad y sus verdes entornos de montañas ondulantes.. Se cree que este cerro es un lugar con una fuerte energía espiritual donde residen varios de los naga o serpientes míticas que protegen la ciudad desde antes del siglo XIV, cuando la población se convirtió en la capital del reino de Lan Sang, el precursor del Laos actual.

Día 3: Luang Prabang

Visita del centro histórico de Luang Prabang, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Visita del Mercado de la Mañana, un pequeño mercado de productos frescos de comida con mucho encanto. Visita de los principales monasterios de la ciudad: el Vat Siang Thong, la mejor obra arquitectónica de todo el país, el monasterio Vat Mai antigua sede central del clero budista de Laos, y uno de sus monasterios más venerados. Visita del Museo Nacional, residencia del último rey de Luang Prabang. Para finalizar con los templos, visitaremos el Vat Visun, que contiene una enorme estatua de Buda y en su exterior hay una curiosa estupa en forma de sandía, el That Mak Mo. Visita del Museo Etnológico, un pequeño y moderno museo excelente para hacerse una idea de la enorme diversidad étnica del país, y entrar en contacto con algunos de los grupos étnicos con los que entraremos en contacto durante el viaje.

Día 4: Luang Prabang – Área de Tad Sae – Luang Prabang

Iremos en bicicleta (o en transporte local quien así lo desee) hasta un campamento de elefantes rescatados del trabajo agrícola. A pesar de ser lógicamente una actividad montada para el turismo, no se trata del típico paseo en elefante, sino que es una actividad pensada para establecer un contacto, aunque breve, más próximo con los animales. Después de que un mahout (cuidador de elefante) nos haga una explicación básica del manejo del animal, daremos un breve paseo en elefante hasta el río Nam Khan, donde nos bañaremos con ellos. En el campamento los elefantes reciben un muy buen trato, trabajan unas pocas horas al día y tienen cuidadores y un veterinario que controla su bienestar a diario. Después de comer, tomaremos una canoa para cruzar el río y emprenderemos una caminata de una hora hasta un bonito pueblo habitado por la etnia Khmu, grupo mayoritario en la región. A través de un sendero diferente caminaremos hasta la cascada de Tad Sae, donde tendremos tiempo libre para visitar el lugar y bañarnos, y luego volveremos a la ciudad.

Día 5: Luang Prabang – Aldea Hmong

Después del desayuno, traslado en transporte local (1 hora) hasta el punto de inicio de nuestra caminata, tendremos unas magníficas vistas de las montañas de la región desde el mirador de Kiu Muang. Caminaremos durante unas tres horas por un sendero hasta un pueblo remoto en medio de montañas, habitado por las etnias Hmong y Khmu, donde pasaremos el resto del día colaborando con la población local en sus actividades diarias. Es una oportunidad única para ver de cerca cómo es el día a día de las comunidades rurales de Laos. Podemos aprender, ver y participar en el proceso de los cultivos agrícolas de la temporada, visitaremos la escuela local, donde quien quiera podrá colaborar en una lección de inglés, podemos intentar aprender la artesanía de tejer bambú, o unirnos a los jóvenes locales en un juego de fútbol o de kato (juego tradicional del sudeste asiático similar al voleibol donde no se pueden usar manos ni brazos), etc. Por la tarde, cocinaremos la cena junto con las mujeres locales.

 

Día 6: Aldea Hmong – Kwan Si – Luang Prabang

Después del desayuno, dejaremos el pueblo y caminaremos una hora por un camino diferente al del día anterior hasta otra carretera, donde nos estará esperando nuestro vehículo para llevarnos hasta las espectaculares cascadas de Kwang Si, donde además de visitar el sitio nos podremos bañar en las múltiples piscinas de agua transparente que hay en su parte inferior. Regreso a Luang Prabang y tarde libre. Luang Prabang es una ciudad que ofrece muchísimas posibilidades: perderse por las tranquilas calles de su centro histórico, relajarse en alguna terraza a orillas del río Mekong, charlar con los novicios que habitan en los numerosos templos de la ciudad, escuchar los cánticos de los monjes al anochecer, visitar el mercado nocturno de artesanía, recibir un masaje con la técnica autóctona tradicional, etc.

 

Día 7: Luang Prabang – Vang Vieng

La mayor parte de este día se pasa en la carretera, pero el trayecto merece mucho la pena, pues pasa junto a algunos de los parajes más espectaculares de todo el país, donde destacan las formaciones calcáreas con formas inverosímiles. Parada para comer en un mirador con vistas sobre un paisaje cautivador. A lo largo del camino paradas breves para disfrutar del paisaje y visitar algunos de los mercados locales más interesantes que se encuentran a lo largo del camino. Entre media tarde y última hora de la tarde llegada a Vang Vieng.

Día 8: Vang Vieng – Vientiane

Vang Vieng se encuentra en un emplazamiento privilegiado, junto al río Nam Song, con numerosas áreas de arrozales y en las inmediaciones de numerosas montañas calizas repletas de cuevas. Tras el desayuno nos desplazaremos en un breve trayecto por carretera para visitar la cueva-templo de Tham Sang y la cueva de Tham Nam, inundada por el agua del río Nam Sòng, por lo que hay que visitarla sobre un flotador. Tras andar junto a un campamento de la etnia Hmong, regresaremos a nuestro vehículo para visitar la cueva de Tham Chang, la más grande de todas, que a parte de su espectacular interior tiene una apertura que ofrece magníficas vistas sobre el valle de Vang Vieng y sus arrozales. Por la tarde trayecto por carretera de unas 4 horas hasta Vientiane, parando por el camino para ver dos de los mercados de carretera más interesantes, uno de ellos el principal mercado donde se vende el pescado de la cercana y enorme presa de Ang Nam Ngum.

Día 9: Vientiane

Día para visitar la ciudad:   el Vat Sisaket, un elegante templo budista rodeado por un claustro repleto de estatuas de Buda, y en cuyas paredes hay miles de pequeños nichos que contienen más de 6.000 pequeñas estatuas de Buda. El Vat Ho Phra Kaeo, el templo-museo anexo al antiguo Palacio Real, fue construido para dar cobijo a la estatua sagrada del Buda Esmeralda (Phra Kaeo), actualmente en Tailandia. El Vat Si Müang es el templo más activo de la ciudad, y el lugar donde se encuentra el pilar fundacional de la ciudad y donde se cree que habita el espíritu tutelar de Vientiane, una mujer embarazada llamada Sao Si, que tiene una estatua y un altar en un recinto exterior abierto, donde acuden a depositar sus ofrendas las mujeres embarazadas de la ciudad y las que desean quedarse embarazadas. El templo es el mejor lugar para ver a los fieles budistas realizando sus rituales de devoción. Visita de la Gran Estupa Dorada del That Luang, el principal monumento budista de Laos, bajo el cual se cree que hay una reliquia del mismísimo Buda y reside el espíritu del país. Subiremos arriba del Patusai, el arco de triunfo de la ciudad, para contemplar unas buenas vistas de la capital desde las alturas.

Día 10: Vientiane – Pakse – Don Khong

 A primera hora de la mañana tomaremos un avión que nos llevará en un breve vuelo hasta Pakse, la capital del sur de Laos, y ahí nos estará esperando nuestro bus privado para llevarnos hasta la zona de Si Phan Don, el ensanchamiento del río Mekong situado justo al norte de la frontera con Camboya y conocido como las 4.000 islas. Cruzaremos el nuevo puente sobre el río Mekong hasta nuestro destino para el día de hoy, la isla de Don Khong, donde nos alojaremos en Muang Khong, la tranquilísima capital de la región. Tras la comida, paseo en bicicleta por la mitad sur de la isla, muy llana, punteada por pueblecitos agrícolas y  repleta de arrozales.

 

Día 11: Muan Khong – 4.000 islas – Muan Khong

Por la mañana tomaremos un barco tradicional a motor y navegaremos durante unas dos horas por el río Mekong a través de la región de las 4.000 islas, observando desde nuestro barco la vida alrededor del río, la actividad de los pescadores y de los pueblos ribereños. Al llegar al antiguo embarcadero francés de la isla de Don Daet desembarcaremos e iniciaremos un paseo a través de arrozales, donde con un poco de suerte podremos observar el trabajo de los campesinos. Seguiremos andando hasta cruzar el antiguo puente francés que comunica la isla de Don Daet con la vecina isla de Don Khon (¡no confundir con Don Khong!), donde proseguiremos nuestro camino junto a arrozales, pueblecitos y templos budistas hasta las espectaculares cascadas de Li Phi, en el mismo río Mekong. Tomaremos una barca para ir a ver los delfines Irrawaddy, una especie en peligro de extinción de la que sobreviven muy pocos ejemplares y que, aparte de la población camboyana de Kratie, sólo vive en este tramo del río. Regreso a Don Khong en barco remontando el río Mekong.

 

Día 12: Muang Khong – Bolaven Plateau – Tad Lo

Después del desayuno en Don Khong, nuestro vehículo nos conducirá hasta el punto de salida de la caminata de hoy. La meseta de Bolaven es una fértil y bonita zona del sur de Laos conocida por sus numerosísimas cataratas, por sus poblaciones de grupos étnicos minoritarios y por sus plantaciones de café y té, principales cultivos de la región.  La caminata pasa por las montañas calizas de Xing Sai, y llega hasta la cascada de Tad Champi, lugar donde pararemos para darnos un baño y para comer. Por la tarde, la caminata nos llevará hasta dos de las cascadas más hermosas de todo el país: Tad Fan y Tad Ñuang. Tad Fan es una alta cascada con dos caídas gemelas. En el caso de Tad Ñuang, en cambio, un sendero y una sencilla escalinata permiten bajar hasta su nivel inferior para disfrutar de sus vistas, y al mismo tiempo en su parte superior se forman varias piscinas, completamente seguras, un área de picnic muy popular entre los habitantes locales de la. Después nuestro vehículo nos llevará hasta el bonito paraje de Tad Lo, que recibe el nombre de una de las dos cascadas que hay en sus inmediaciones, Tad Lo y Tad Hang, y ahí pasaremos la noche.

 

Día 13: Tad lo – Wat Phu – Champasak

Tras el desayuno daremos un paseo por los entornos naturales de Tad Lo, a través de un sendero de montaña que bordea las dos cataratas y conduce hasta un bonito pueblecito junto al río, habitado por los Ngè, donde podremos observar cómo es la vida tradicional de este grupo étnico minoritario del sur de Laos. Tras ello, transporte hasta la población de Champasak, el tranquilo pueblecito a orillas del Mekong que en su día fue la antigua capital de la región del sur de Laos. Visita de las ruinas jemeres de Wat Phu, lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y construido en distintas etapas entre los siglos V y XII. El lugar tiene una gran importancia histórica por ser la cuna de la civilización jemer, que en el siglo IX se trasladaría hacia el sur y se establecería en Angkor, en la actual Camboya. Las ruinas de Wat Phu, se extienden a través de tres niveles de terrazas, en cuya parte superior se encuentra el templo principal y la fuente natural cuya agua era canalizada hasta los estanques ceremoniales del nivel inferior. Un lugar con mucho encanto, con muchos rincones para explorar, y que en su nivel más alto ofrece espléndidas vistas sobre el valle del río Mekong. Las últimas horas del día son libres para bañarse y disfrutar de este hermoso paraje.

Día 14: Champasak – Pakse – Bangkok – Ciudad de origen

Traslado hasta el aeropuerto internacional de Pakse, desde donde comienzan los vuelos de regreso a casa.

Día 15: Ciudad de origen

Llegada y final de nuestros servicios.

K-logo final - símbol

Pide tu presupuesto a medida

Llámanos: +34 931 426 891

pdficon