Amritsar, ciudad santa de los sikhs

AMRITSAR, CIUDAD SANTA DE LOS SIKHS

A los hombres se les reconoce fácilmente allí donde los ves: generalmente son altos y robustos, con grandes turbantes que esconden cabelleras largas como toda una vida, con las barbas recogidas bajo una red y con un brazalete de acero en la muñeca. Son los sikhs, originarios del Punjab, una región que quedó dividida entre Pakistán y la India cuando la descolonización y partición de la colonia británica. Actualmente son la población mayoritaria en el Punjab indio, pero es corriente verlos por muchos lugares de la India, especialmente en las grandes ciudades.

Golden Temple pilgrims

El sikhismo apareció en el siglo XV, como un movimiento que pretendía dar respuesta a las fricciones entre el hinduismo y el Islam, tomando elementos de ambas religiones. Rechaza de plano el sistema de castas del hinduismo, al considerar que todos los seres humanos son iguales ante Dios.

En el siglo XVII los sikhs – perseguidos principalmente por musulmanes y mogoles- se alejaron de su carácter pacifista y tolerante originario y se convirtieron en una hermandad militar. Todos sus miembros tomaron los apellidos de Singh (‘león’) para los hombres y Kaur (‘princesa’) para las mujeres. Los hombres, además, adoptaron los preceptos característicos que les permiten identificarse entre ellos, conocidos como las cinco K: Kesha, o no cortarse el pelo; kara, o llevar el brazalete metálico en la muñeca derecha; kachera, o usar pantalones cortos de algodón como ropa interior; kangha, o llevar un peine de madera o marfil; y kirpan, o llevar una daga en la cintura o, al menos, una pequeña daga simbólica en el bolsillo.

five k
Punjab - Golden Temple

La capital histórica del Punjab, Amritsar, fue fundada por el tercer gurú sikh, y es donde está su centro religioso: el Hari Mandir Sahib o ‘Gran Templo de Dios‘, conocido como el Templo Dorado, que fue construido a finales del siglo XVI. La ciudad toma el nombre, precisamente, del gran estanque artificial que rodea el templo, donde los sikhs hacen sus baños rituales, y su significado sería ‘lago del néctar‘.

Un enorme recinto cuadrado, totalmente de mármol, enmarca el lago sagrado. En el centro mismo del lago, accesible mediante una pasarela, también de mármol, está el templo propiamente dicho, cubierto totalmente con más de 400 kilos de oro, en cuyo interior está el Adi Granth, el libro sagrado del sikhismo, que contiene las enseñanzas de los diez gurús que hasta ahora ha habido. Está situado sobre un altar y una persona lo abanica constantemente con un plumero. La voz monótona que va leyendo los versículos del libro sagrado y la hilera de peregrinos que acceden y toman asiento respetuosamente en el suelo, configuran una atmósfera sobrecogedora. Al entrar, se ofrece a todos el Khara prasat o pudín sagrado. La densidad del ambiente, el sentimiento de religiosidad profunda que allí dentro se respira, superan el impresionante impacto visual que el templo provoca el visitante.

Golden Temple inisde
Golden Temple pilgrims 2

 

El Templo Dorado está abierto a todos, día y noche. Para entrar en el gran recinto que lo acoge, hay que dejar los zapatos y los calcetines fuera. Es preceptivo entrar con los pies desnudos y limpios. Para ello, basta con pasarlos por la corriente de agua que cruza la entrada. La cabeza debe llevarse cubierta y no sólo no se puede fumar, sino que no se puede entrar ni con un paquete de tabaco en el bolsillo, como tampoco con alcohol o con carne.

En las dependencias anexas, peregrinos y visitantes, sean cuales sean la procedencia, las creencias o el motivo que les ha llevado hasta allí, pueden hacer una comida vegetariana gratuita en uno de los Langar -comedores comunitarios con la cocina y servicio a cargo de voluntarios- o bien alojarse en el albergue.

Lectura recomendada:

“Los Sikhs” Agustin Paniker    Ed. Kairós

Sinopsis: Los sikhs constituyen una comunidad social y religiosa con un sentido de identidad muy acusado. No en vano, en sus cinco siglos de historia el sikhismo ha sabido desmarcarse del hinduismo y del islam. Ahora bien, para poder aproximarnos a la realidad de los veintitantos millones de sikhs, resulta imprescindible conocer su historia y los rasgos esenciales de su religión. Con el rigor que le caracteriza, pero asimismo con soltura y ánimo divulgativo, Agustín Paniker analiza  la historia y los rasgos esenciales de la doctrina sikh, sin dejar de lado las prácticas esenciales del sikhismo. En definitiva, una obra amena y completísima para introducirnos en el rico universo de los sikhs, de la mano de uno de los grandes conocedores de las tradiciones índicas.

 

Los sikhs